Verrugas vulgares genitales

verrugas-genitales

Las verrugas vulgares genitales son la manifestación epidérmica atribuida a la infección por el virus del papiloma humano (VPH). El VPH es un grupo de virus de DNA que están ampliamente distribuidos en animales y en los humanos, y se conocen actualmente más de 100 serotipos. Las variedades denominadas de alto riesgo, VPH-16 y VPH-18 se reconocen como agentes etiológicos primarios para cáncer cervicouterino en la mujer. Con el número creciente de pacientes inmunosuprimidos, las infecciones por VPH tienden a persistir e incrementar el riesgo de desarrollar neoplasias malignas.

Sin embargo, por fortuna el 90% de las verrugas genitales se atribuyen al VPH-11 y VPH-6, siendo estas variedades de poco potencial oncogénico.

En México es la ETS más frecuente, reportándose una tasa de incidencia de 17.4% por cada 100´000 habitantes.

TASA DE INCIDENCIA
MÁS INFORMACIÓN

El condiloma acuminado es una neoformacion exofítica, pequeñas, discreta, verrucosa que dan el aspecto de “coliflor”; pueden ser del color de la piel, hasta el rosado o francamente eritematoso. Generalmente son menores a un centímetro.

Existen variantes de estas verrugas que requieren de estudio histopatológico pues son potencialmente malignas, tal es el caso de la papulosis bowenoide, la eritroplasia de Queyrat y el condiloma acuminado gigante.

En aquellas lesiones donde se tenga incertidumbre con respecto al diagnóstico, está indicado el estudio histológico.

A pesar de ser lesiones benignas, los condilomas acuminados resultan inaceptables para el paciente, y sabemos que si no se tratan adecuadamente pueden crecer pero sobre todo diseminarse por autoinoculación y contagiar a la pareja sexual.

Estas lesiones pueden tratarse con una infinidad de medidas tanto farmacológicas.