Pediculosis del pubis

ladillasLa infección por piojos se conoce en el ambiente médico como pediculosis. Los piojos son ectoparásitos del orden Anoplura y del género Pediculus; hay tres tipos de insectos que pueden infectar al hombre: Pediculus humanus capitis (causante de la pediculosis de la cabeza), Pediculus humanus corporis (pediculosis del cuerpo), y de los que nos ocuparemos en este capítulo Pthirus pubis causante de la pediculosis genital llamada coloquialmente como “ladillas”. La infección se adquiere por el contacto íntimo durante la relación sexual.

El tratamiento de elección en la actualidad es con ivermectina en dosis única.

TRATAMIENTO

El síntoma principal es prurito intenso como ya apuntábamos, por lo que encontramos múltiples excoriaciones y manchas azuladas de 0.5 a 1cm de diámetro denominadas manchas cerúleas que son autorresolutivas; éstas corresponden al sitio de picadura del insecto.

.

SINTOMAS

El diagnóstico está basado en los hallazgos clínicos. Los piojos y las liendres (huevecillos) son visibles a simple vista en la revisión cuidadosa de la región afectada.

DIAGNOSTICO
CONCLUSIONES

Las enfermedades de transmisión sexual representan a un grupo de padecimientos infecciosos que como su nombre indica, se adquieren predominantemente por contacto sexual. Mundialmente, estos padecimientos continúan teniendo cifras muy altas, sobre todo en el grupo de edad reproductiva que está representado por personas jóvenes.

Las ETS y sus complicaciones no están distribuidas uniformemente en la población, pues a pesar de que cualquier persona es susceptible de adquirirlas, sólo algunos grupos específicos (sobre todo en el medio socioeconómico bajo) son los que se encuentran en riesgo de adquirirlas o transmitirlas con mayor frecuencia; es en estos grupos en los que se debe dirigir la mayor parte de las acciones; es de suma importancia la información veraz y comprensible con el fin de incluirlos en los programas nacionales de vigilancia y control.

La educación sexual y la participación en el autocuidado de la salud sexual son procedimientos considerados como altamente efectivos. La abstinencia sexual durante la presencia de lesiones activas o durante los lapsos de tratamiento, tanto para el paciente como para la pareja sexual, es un procedimiento que propicia la curación y evita la transmisión. El uso correcto del condón es una alternativa igualmente confiable para evitar la transmisión de estas infecciones. Por otra parte, se hacen esfuerzos para obtener algunas vacunas en contra de las ETS como puede ser para el VIH;(100) sin embargo, los trabajos de campo no permiten predecir cuándo se tendrán disponibles vacunas eficientes, por lo menos para la población que se encuentra en mayor riesgo de adquirirlas.

 

 

EL CDC de Atlanta recomiendan en las guías de tratamiento de ETS del 2007(60) cinco estrategias de prevención:

 

  • Educación e información a las personas que se consideran en grupos de alto riesgo.

 

  • Identificación de personas infectadas que cursan asintomáticas y aquellas que están sintomáticas pero que no requieren recibir tratamiento.

 

  • Diagnóstico efectivo tratando en lo posible de demostrar el agente causal.

 

  • Evaluación, tratamiento y educación a las parejas sexuales de las personas infectadas.

 

  • Vacunación preexposición a personas de riesgo.