Linfogranuloma venéreo

linfogranulomaEl linfogranuloma venéreo es una enfermedad causada por Chlamydia trachomatis, que históricamente se ha confundido con otras enfermedades que se acompañan de úlceras y linfadenopatía tales como sífilis, infección por el virus del herpes simple y chancroide.

En México es poco frecuente con una tasa de incidencia de 0.2% por cada 100´000 habitantes de acuerdo al panorama epidemiológico de infecciones de transmisión sexual en el 2006, sin embargo en algunos países de África y Asia se considera una enfermedad endémica.

TASA DE INCIDENCIA

El diagnóstico se basa principalmente en las características clínicas del paciente, sin embargo es necesario realizar estudios paraclínicos para confirmar el agente etiológico.

La aspiración del material purulento de los bubones es la mejor muestra que se puede obtener para realizar la siembra de C. trachomatis que generalmente crece en medio de cultivo con cerebro de ratón.

DIAGNOSTICO
MÁS INFORMACIÓN

La infección ocurre después del contacto directo con la piel o las membranes mucosas de la pareja sexual infectada. El microorganismo (C. trachomatis) no penetra la piel intacta, se necesita que exista una solución de continuidad para que pueda hacerlo; viaja por los vasos linfáticos hasta los ganglios donde se replica dentro de los macrófagos e inicia la respuesta inflamatoria. A pesar que la mayoría de los casos son predominantemente por contacto sexual, también hay casos de infección por accidentes de laboratorio, fomites o contacto directo.

ETAPAS

El linfogranuloma venéreo ocurre en tres etapas. En la primera, que puede ser asintomática y pasar desapercibida, aparece una pápula no dolorosa en el sitio de inoculación que rápidamente se convierte en pústula y se ulcera (chancro de inoculación) con resolución espontánea de la misma en una semana aproximadamente.

La segunda etapa se presenta de 2 a 6 semanas después de la lesión primaria y consiste en linfadenopatía inguinal.

Finalmente, la tercera, que es mas frecuente en mujeres y aparece años después de la infección, se manifiesta como proctocolitis y otros padecimientos rectales.

El tratamiento es farmacológico y cura completamente