Infeccion urinaria en la posmenopausica

infeccion-orina

La menopausia es el periodo que abarca a partir de un año tras la última menstruación. La edad media a la que se produce esta transformación se sitúa alrededor de los 50 años. La prevalencia de infecciones urinarias en la mujer aumenta con la edad pasando de un 5% en las menores de 60 años a un 10 15 % en las de 65 a 70 años o un 15 a 20% en las mayores de 80 años.

Pérdida progresiva de la función ovárica con cambios endocrinos, somáticos y psicológicos.

Tras la menopausia y a consecuencia de la atrofia de los folículos ováricos. Predominan los estrógenos de producción extraovarica (estrona) en lugar de estradiol ( ovárico).

El déficit estrogenico provoca a nivel vaginal, dispareunia, irritación vaginal prurito y una incremento del ph de su epitelio, con menor presencia de Lactobacilos (responsables del bajo ph) y la consiguiente alteración en la flora vaginal por colonización de uropatógenos.

Factores de riesgo: los antecedentes de infecciones urinarias antes de la menopausia, la incontinencia urinaria, vaginitis atrófica y el status no secretor son determinantes en la mayor producción de infecciones urinarias recurrentes. Otros autores sugieren que la mayor incidencia de Diabetes mellitus, alteralciones mecánicas del flujo miccional o incontinencia por urgencia sería factores predisponentes

PATOGENIA
TRATAMIENTO

Bacteriuria asintomática: no se trata excepto en los mismos supuestos que en las jóvenes.

 

Bacteriuria sintomática: antimicrobianos 3 a 7 dias en función de la localización.

 

En caso de infecciones urinarias recidivantes se realiza una profilaxis antimicrobiana de 6 meses asta 2 años con la mitad de la dosis diaria normal de un antimicroniano con escasos efectos colaterales y nula afectación de la flora vaginal o fecal.

 

Existendos regímenes

 

Profilaxis poscoital: cuando se demuestra infección urinaria relacionada con el coito Se complementa con micción poscoital.

 

Profilaxis nocturna a largo plazo con medio comprimido de dosis habitual/noche por 6 a 12 meses.

 

Tambien puede administrarse cada 2 Dias o en caso de la fosfomicina cada 10 dias.

 

Sustiutición hormanal se utiliza dosis nocturna 2 a 3 semanas seguida de una aplicación nocturna dos veces por semana por 8 meses reduce la incidencia de infecciones e incrementa el número de lactobacillus. No recomendado en mujeres con antecesdente de patología mamaria o urerina.