Infección por virus del herpes simple.

herpes-ignis

El virus del herpes simple es un microorganismo patógeno que causa infección orolabial (VHS-1) y genital (VHS-2) caracterizadas por erupciones vesiculares primarias y recurrentes. Estos dos tipos: el virus del herpes simple tipo 1 y 2, que aunque están estrechamente relacionados en cuanto a morfología y patogenicidad, difieren epidemiológicamente.

Las infecciones por el VHS-1 se presentan con gran variabilidad y la regla es que se observen hasta en el 80% de los casos en forma asintomática; se desconoce el número exacto de personas infectadas ya que se considera que más del 95% de la población mundial tiene anticuerpos contra este virus que contrajo en el 1er año de vida.

En México se desconoce la prevalencia de la infección por el VHS tipo 2 que es considerado como ETS; sin embargo se sabe que en el 2006 hubo una tasa de incidencia de herpes genital de 1.4% por cada 100´000 habitantes..

TASA DE INCIDENCIA
DIAGNOSTICO

Se requiere de un diagnóstico certero que es fundamentalmente clínico, recordando que cada episodio es autorresolutivo en 3 a 7 días.

El estándar de oro para el diagnóstico es el cultivo del virus, sin embargo es una técnica difícil de lograr y muy costosa por lo que se reserva solo para casos especiales.

Al ser una ETS recidivante pero autorresolutiva a corto plazo, el tratamiento es generalmente sintomático con analgésicos, aplicación de compresas frías, y medidas adecuadas de higiene.

MÁS INFORMACIÓN

En el sitio de entrada del virus, que generalmente son los genitales externos aparecen vesículas que se agrupan sobre una base eritematosa, éstas fácilmente progresan a pústulas y úlceras. No es infrecuente encontrar durante la primoinfección una balanitis erosiva, vulvitits o vaginitis. En las mujeres las lesiones también pueden encontrarse en cérvix, nalgas y perineo.

Debe hacerse hincapié en explicar amplia y detalladamente la evolución de la infección, es decir que habrá periodos en que el paciente se encuentre asintomático y sin lesiones y otros en los que aparecerán los brotes que tendrán la duración ya mencionada y puede acompañarse de ardor discreto.

El empleo de aciclovir y otros antivirales similares ayudarán a reducir la severidad y la duración de las recurrencias solamente. No existe hasta la actualidad ningún fármaco o vacuna curativos. Debemos hacer hincapié en que los antivirales por vía tópica son totalmente ineficaces.