Gonorrea

gonorrea

El  agente causal es Neisseria gonorrhoeae (el cual tiene tropismo por las mucosas), y cabe aclarar que el humano es el único huésped conocido. Puede causar uretritis, cervicitis, epididimitis, faringitis, proctitis, enfermedad pélvica inflamatoria y en los casos graves diseminación sistémica.

La gonorrea se transmite en la mayoría de los casos mediante relaciones sexuales, ya sea por vía oral, anal o vaginal. También puede ser contagiada mediante fomites a otras áreas, por ejemplo a un ojo con la mano o con otra parte del cuerpo humedecida con líquidos infectados. Si una mujer embarazada está infectada, durante el paso por el canal del parto, el producto adquiere la infección manifestándose como conjuntivitis, vulvovaginitis e inclusive neumonía, por lo tanto, en estos casos estaría indicado el parto por cesárea.

La frecuencia en México es de 1.0 por cada 100´000 habitantes. La transmisión más frecuente es mediante el acto sexual vaginal, anal u oral.

Las manifestaciones de esta ETS aparecen de 2 a 5 días después del sexo, la infección puede ser asintomática, o síntomas locales en mucosas hasta la diseminación sistémica.

TASA DE INCIDENCIA

En los hombres, lo más común es que el paciente presente una uretritis y una descarga uretral purulenta característica.

La sintomatología en la mujer puede ser vaga o es confundida con una infección de vías urinarias o vaginal. El primer sitio afectado es generalmente el canal endocervical y los síntomas iniciales son disuria, descarga vaginal purulenta y hemorragia entre los períodos menstruales.

SINTOMAS
COMPLICACIÓN

La complicación local más común es secundaria al ascenso de los microorganismos y se presenta como una salpingitis aguda o enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) en el 10% a 20% de los casos.

DIAGNOSTICO

El diagnóstico de gonorrea es fundamentalmente clínico y se comprueba con la identificación de N. gonorrhoeae mediante tinciones de frotis de las mucosas infectadas.

TRATAMIENTO

El tratamiento recomendado para gonorrea genital, rectal y faríngea no complicada en adultos y adolescentes es con medicamentos.

Si se comprueba la infección conjunta con C. trachomatis el paciente puede ser tratado con otros medicamentos

Es importante mencionar que debe darse tratamiento a las parejas sexuales de los pacientes, y recordarles que no pueden tener relaciones sexuales hasta que se haya completado el tratamiento y las parejas sexuales hayan sido tratadas.