Criptorquidia

criptorquidia

Es la ausencia de testículos en las bolsas escrotales. Pueden ser palpables o; no palpables.

Los testículos palpables pueden estar en el canal inguinal y no haber descendido correctamente. Según las guias europeas de urología pediátrica requieren de cirugía antes de los 18 meses como urgente.

Los que no se palpan en el escroto deben de estudiarse, podrían estar dentro del abdomen y tener un potencial de transformarse en cáncer hasta un 60 por ciento. Y el riesgo de cáncer es mayor si no se desciende nunca, y aunque afectara la fertilidad puede descenderse antes de los 10 años para evitar cáncer.

Si tú bebe peso menos de 2500 puede tener hasta un 21% de posibilidad de no haber descendido y durante los primero 3 meses de vida descenderá la mayoría.

El examen físico es el único método para diferenciar testículos palpables y no palpables.

Puede realizarse una ultrasonografía (US), tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (MRI) o angiografía por tomografía computarizada (CTA) para determinar el sitio exacto de donde se encuentra el testículo identificar y conocer diámetros testiculares y corroborar dudas diagnosticas

DIAGNOSTICO

 2

EL TRATAMIENTO ÚNICO ES LA CIRUGIA

Aunque se puede dar tratamiento hormonal, las complicaciones de usar hormonas pueden ser talla corta, por cierre de epífisis a temprana edad. Está contraindicado en hidrocele, hernia inguinal.

LA CIRUGÍA

Esta operación se realiza en los casos en  los que el testículo no desciende a la bolsa escrotal antes de los 18 meses, quedándose en el canal inguinal o dentro del abdomen. Mediante este procedimiento se pretende llevar a cabo el descenso del testículo a la bolsa escrotal, así mismo la corrección de hernia si existe, la mejoría de la fertilidad, por razones estéticas, disminución del impacto psicológico y evitar la posible malignización del testículo intrabdominal.

RIESGOS DE LA ORQUIDOPEXIA

A pesar de la adecuada elección de la técnica y su correcta realización, pueden presentarse efectos indeseables.

No conseguir el descenso testicular.

Aparición de hernia inguinal.

Necesidad de realizar orquiectomía. (quitar el testículo).

Lesión de los vasos espermáticos.

Atrofia testicular.

TRATAMIENTO

El tratamiento recomendado para gonorrea genital, rectal y faríngea no complicada en adultos y adolescentes es con medicamentos.

Si se comprueba la infección conjunta con C. trachomatis el paciente puede ser tratado con otros medicamentos

Es importante mencionar que debe darse tratamiento a las parejas sexuales de los pacientes, y recordarles que no pueden tener relaciones sexuales hasta que se haya completado el tratamiento y las parejas sexuales hayan sido tratadas.